motivos para escribir un libro

Motivos para escribir un libro hay muchos, muchísimos. Descubrirlos quizá sea el primer paso a la hora de comenzar el trabajo. Porque si sabes el por qué, lo demás es mucho más fácil. Y cualquiera de las razones que tengas son completamente lícitas.

Cada escritor tendrá sus motivos y motivaciones, que son dos cosas distintas. Para que lo entiendas de una forma fácil y bastante visual. Un autor, por ejemplo, puede tener el motivo de contar una historia que le haya sucedido relacionada con una persona cercana, y al tiempo la motivación de superar las ventas de su anterior novela.

Por no hablar de las obligaciones. Fechas de entrega, número de páginas, calidad, menciones, etc., que en ocasiones te imponen los editories, las editoriales, e incluso nosotros mismos.

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo.

Óscar Wilde tal vez estaba equivocado, o no. ¿Qué motivo tendría él para escribir?

¿Creatividad o interés?

Pues ni uno ni lo otro, sino los dos. Válido el uno sin el otro y, por supuesto, juntos. ¿Qué hay de malo en querer vender miles de ejemplares? Si lo miramos por el lado creativo, artístico, significa que nos van a leer muchos lectores, y eso es bueno para nuestro libro, nuestra obra, nuestro arte. Por otra parte, es fantástico para nuestra cuenta corriente. Ambas opciones pueden ser buenos motivos para escribir un libro.

Otra cosa es que tu principal motivo sea el económico. Ahí tendrías que plantearte otra estrategia. Haberlas, las hay, y funcionan. No tienes más que echar un vistazo en los grandes superventas y comprobar que sus títulos ya te dicen mucho sobre sus pretensiones y motivos. No es malo, repito. Siempre que tengas claro que ese es tu objetivo.

Los motivos creativos

Comencemos por la parte mas artística y bohemia.Motivos para escribir un libro

  1. Soy escritor. Siempre lo he sido, desde que era pequeño y le dedicaba poesías de rima asonante a mi madre. En muchas ocasiones me han dicho que escribo muy bien, que debería dedicarme a ello. Si es tu caso, escribe, escribe sin parar. Y si te ves con ganas, escribe tu libro.
  2. Tengo algo que contar. No soy escritor, pero tengo algo que decir, que contar, que enseñar a los demás. Ocurre mucho, sobre todo en ciertos sectores. Hay profesionales que saben mucho y quieren revelar sus secretos y toda su sabiduría. Este es un gran motivo para escribir un libro.
  3. Si no escribo, no soy yo. Este tipo somos los escritores encerrados. Los que tenemos miles de páginas guardadas con historias fantásticas pero nunca hemos publicado.
  4. Escribir me ayuda a conocerme. Los que comenzamos hace muchos años por un diario y poco a poco se fue transformando en nuestras memorias, nuestros pensamientos, nuestras cavilaciones, reflexiones e incluso teorías. Somos de hablar con nosotros mismos a través de la letra impresa.
  5. Escribir me relaja. Así, sin más. A otros les relaja cocinar, planchar, pintar, leer, hacer ganchillo o completar puzles imposibles.
  6. He estudiado filología o literatura. He leído a los clásicos, conozco las técnicas, los recursos, los estilos. Puedo hacerlo igual.
  7. Lo leo todo, todo y todo. Y como ávido consumidor de letras, podría escribir de una forma similar. Domino el vocabulario, mi número de palabras conocidas supera la media. Todo gracias a la lectura. Así que no sería una locura escribir.

Los otros motivos

  1. Escribir mola. Mola mazo. Decirle a tus colegas que eres escritor, que tienes un libro publicado, que eres betseller o incluso que has superado en ventas a Reverte. Mola, es verdad. Te da un aire bohemio, interesante.
  2. Quiero tener un legado. Algo por lo que me recuerden las generaciones venideras. Que mi paso por aquí no quede en el olvido.
  3. Que hablen de mí, aunque sea mal. Que me critiquen, que me alaben, que me envidien, que me odien. Que mi libro sea el motivo.
  4. Tener mi libro. Tocarlo, olerlo, revisar sus páginas, colocarlo en un lugar privilegiado en la estantería del salón.
  5. Hacerme rico. Quiero vender, vender mucho, en todo el mundo. Tener decenas de ediciones y llevarme muchas regalías.
  6. Ser profesional. Dejar de trabajar en lo que estoy haciendo ahora y dedicarme de lleno a escribir, publicar y vivir de ello.
  7. Posicionarme. Que mi nombre, mi marca, esté posicionado en el mercado. Que se me reconozca como una autoridad en la materia sobre la que versa el libro.
  8. Tener mi tarjeta de visita. Un libro es la mejor, sin duda. En lugar de ofrecer esas aburridas cartulinas que acaban olvidadas en un archivador, mi libro estará más visible. Tendrá mis datos y además mi trabajo y mis conocimientos.

Y hay más motivos para escribir un libro, sin duda. ¿Cuál es el tuyo?

escribe, publica y triunfa

Sea cual sea, si te podemos ayudar, nos silbas. Junto a Álvaro Alcántara hemos creado un curso para escribir, publicar y triunfar. Es muy completo y hasta ahora docenas de alumnos han acabado satisfechos, que ya es mucho decir.

Ya sabes que si tienes algo que aportar, contarnos tu experiencia, o dejarnos el último poema que has escrito, lo puedes hacer en los comentarios.

¡Gracias por lo que vendrá!