No fue el primero ni, por supuesto será el último.Youtube lo retiró de sus páginas aunque, a menudo, se vuelve a colgar para deleite de fans y seguidores.

El sexo en publicidad siempre ha funcionado. Desde aquel primer anuncio de “los limones del Caribe”, hemos visto sugerentes escotes, nalgas apretadas, abdominales espartanos, pechos descuidados, bocas ávidas de placer…

Hablando de bocas… En el “anuncio censurado de Sprite” (luego explicaré si realmente lo fue y de qué manera…), hay una boca (la de una rubia), un joven negro supuestamente bien dotado, y una botella de Sprite. Creo que nada más.

Bueno, lo mejor será verlo, recordarlo algunos y descubrirlo otros, y así salir de dudas…

ga(‘send’, { hitType: ‘event’, eventCategory: ‘Videos’, eventAction: ‘play’, eventLabel: ‘Fall Campaign’ });
Es obvio que el anuncio es de gran calidad, independientemente de su contenido, mensaje y forma de transmitirlo. Precisamente, a causa de la calidad de el video, se puso en duda la originalidad o no del mencionado spot.
Efectivamente, el vídeo es un fake. Escrito, dirigido, realizado, montado, sonorizado… pero no protagonizado, por Max Isaacson, autor y colaborador de la productora televisiva estadounidense Greencard Pictures.

El buen señor pagó de su propio bolsillo para hacer el spot, lo grabó en la cocina de su propia casa, una casualidad hizo que se difundiera el rumor de que estaba censurado en Alemania y… una cosa llevo a la otra. The Coca Cola Company desmintió su autoría, aunque no demandó al director (cosa que raramente suele ocurrir con bastante frecuencia) Tras esto, el director se vio obligado a  enviar un comunicado…

“Mi nombre es Max Isaacson. He dirigido y producido los Fakes de Sprite que durantes estos últimos días han estado rondando por internet. Debido a la gran cantidad de falsas declaraciones en relación con los vídeos me gustaría dejar algunas cosas muy claras. En primer lugar, no hubo participación de The Coca-Cola Company o Greencard. Y en segundo lugar, nadie debería tomarse todo este asunto en serio. He pagado, producido y dirigido dos “anuncios” de forma independiente y estoy francamente sorprendido lo rápido que se han propagado como reales. Espero que todas las partes implicadas comprendan que se trata de un error que ha ido demasiado lejos y tan rápido que ahora es momento de decir que no fueron reales, ni que se han realizado con la intención de ser tomados como tal.”

A todo esto.. ¿por qué volver a retomar un tema ya olvidado? Bueno, pues por varios motivos.
El primero de ellos es que me gusta, es divertido, atrevido, original, gracioso. Está bien realizado, el montaje es estupendo…

El segundo motivo es plantear unas preguntas para que respondáis sin tapujos. Que hablen vuestras tripas, no vuestras marketinianas neuronas. ¿Por qué Sprite no denunció a Max? ¿Interesa a las marcas este tipo de videos fake? Y la última. A pesar del desmentido oficial ¿alguien duda de que la propia marca no haya sido creadora de la polémica?

Ahí lo dejo. Esperando al próximo fake, me despido brindando con un Sprite. (No, desgraciadamente la chica del spot no está conmigo)